viernes, febrero 19, 2016

Castromocho, entre los pueblos con problemas de mosquitos, a la espera de plazos.

Las localidades palentinas que se embarcaron en 2015 en un Plan Integral para acabar con las plagas corren el riesgo de vivir una situación idéntica si no arrancan las intervenciones en las zonas que se delimiten.

Los diez municipios palentinos que irán de la mano con otros cuatro vallisoletanos este año en materia medioambiental para combatir la presencia de mosquitos están a la espera de que, oficialmente, se confirme cuándo y cómo arrancarán esos trabajos.

Confirmación que debiera llegar en una nueva reunión a la que fueron emplazados tras un primer encuentro, hace siete meses en Villarramiel.
La primera fase de la actuación, que comenzó a definirse el pasado mes de julio, tiene como foco de intervención las larvas.

Febrero y marzo son los meses apuntados para llevar a cabo las primeras acciones encaminadas a controlar las plagas.

Son los meses sugeridos, que no los confirmados por vía oficial a los municipios de Villarramiel, Belmonte de Campos, Castil de Vela, Capillas, Meneses de Campos, Villerías de Campos, Abarca de Campos, Autillo de Campos, Boada de Campos y Castromocho, que son los implicados en el proyecto.

Estas localidades están pendientes de que se concrete dónde, cómo y cuándo arrancarán unos trabajos que no debieran demorarse en el tiempo si no se quiere correr el riesgo de que se repita la situación vivida el pasado año.
Los focos de mosquitos se localizan en el Canal de Castilla, el río Sequillo y en distintas charcas cercanas a los municipios.

Ahí es donde debería centrarse la primera intervención, frente a las larvas.
El objetivo, evitar su multiplicación y desarrollo con el uso de productos que no tengan impacto en el Medio Ambiente.

Esto debe hacerse entre febrero y marzo. Cualquier actuación a posteriori tiene como hándicap la reducción de su efectividad.

Compromiso. Las Diputaciones de Palencia y Valladolid acordaron en julio del pasado año buscar una solución conjunta al problema de exceso de mosquitos en una quincena de municipios de la comarca de Tierra de Campos y consensuaron que la mejor opción era pedir colaboración a la Universidad de Valladolid para hacer un informe que detectara los focos.

Ambas Diputaciones acordaron estudiar la elaboración de un informe sobre los principales focos, que permita plantear acciones eficaces y comprometidas con el medio ambiente a lo largo de este año. La idea anunciada en julio pasado era actuar en primavera de cara al verano.


Como punto de partida están las actuaciones que ya, en esta línea, se han llevado a cabo estos últimos años en Castil de Vela y Capillas.

diariopalentino.es - viernes, 19 febrero 2016.