viernes, febrero 28, 2014

Día del Angel, Día de la Tortilla

La tradición de hacer de la tortilla la reina de las fiestas el 1 de marzo en Castromocho no ha caído en desuso sino que cada año coge más solera.

Como ya viene siendo tradición en los últimos años, la fiesta de “El día del Ángel” está cogiendo cada año más auge entre los vecinos de Castromocho; esto no quiere decir que hubiera caído en desuso; en ningún momento es fiesta campera cayó en el olvido entre los castromochinos y por esos no ha sido necesario recatarla de las cenizas como ha sucedido con otras fiestas populares como  los carnavales. 

El Día del Ángel en Castromocho se viene celebrando desde tiempos inmemoriales con mayor o menor boato en unas épocas que en otras pero siempre con aires de jovialidad y festividad. Siempre ha sido un fiesta muy alegre pues lleva implícito el adiós al triste invierno y la bienvenida a la alegre primavera.  

En la actualidad poco se parece a lo que era hace cincuenta años;  lo de ir los chiguitos pidiendo un huevo por las casas de amigos, familiares y vecinos por la mañana para luego hacer una tortilla y comérsela con los amigos en las eras por la tarde ya ha pasado a la historia; pero el espíritu de celebración colectiva sigue siendo el mismo que antaño, la diferencia es que ahora además de tortilla se comen otros manjares y ya no en las eras sino en el Sindicato.

Este año el Ayuntamiento ha dado un bando donde se invita a todos los vecinos a merendar en salón de la planta baja del Sindicato el sábado 1 de Marzo a las 21:00 horas. Los restos de la matanza del cerdo de este año, entiéndase, chorizos, lomo, jamón, etc., serán los acompañantes de las tortillas que sin duda alguna este día son las reinas de la fiesta. 

sábado, febrero 15, 2014

Eficacia en el alumbrado público

La Diputación estudia la posibilidad de convocar ayudas específicas- una vez se conozca la liquidación de 2013 y el remanente-, destinadas a los Ayuntamientos para actuaciones de eficiencia energética en el alumbrado público, que supongan un ahorro en las arcas municipales.

Durante los últimos meses, han sido muchas las peticiones recibidas en la Diputación por alcaldes de municipios – a través de visitas y reuniones con el Presidente de la Institución, José María Hernández, o a través de cartas- solicitando ayuda para la sustitución del alumbrado público, que suponga un ahorro en las arcas municipales.

Una de las últimas peticiones, la del alcalde de Castromocho, Florencio Caballero, que recientemente se reunía con el Presidente de la Diputación, solicitando ayuda para completar las obras de reforma del alumbrado público de la localidad – y es que ya han solicitado ayuda con cargo a Planes Provinciales de este año para sustituir una parte de las luminarias de la localidad-.

La Institución Provincial es consciente de la situación por la que atraviesan los municipios palentinos, que ven como un alto porcentaje de su presupuesto municipal se destina al pago de la luz; que la actual oferta de sistemas de ahorro es diversa y compleja, en ocasiones confusa; que comprueban que tras el cambio de luminarias, la empresa responsable se retrasa en algunos casos en sus compromisos; y que son conscientes de lo que marca la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Desde la Institución Provincial se pretende así, ayudar a los municipios para que sean administraciones energéticamente eficientes y el gasto anual de luz se reduzca de forma considerable.

En Planes Provinciales 2012, se recibieron 27 obras de alumbrado público; en 2013, 32 y en 2014, un total de 54. Lo que supone un incremento en los últimos años del doble en las peticiones para actuaciones de mejora de eficiencia energética.

Las 54 solicitudes con cargo a Planes 2014 para la sustitución del alumbrado público suponen el 15 % de la totalidad de peticiones en Planes Provinciales.

Si comparamos la cuantía económica de las peticiones en Planes Provinciales entre los años 2012 y 2014, las destinadas a obras en materia de eficiencia energética han aumentado más del doble; pasando de los 518.578 en 2012 al 1.365.694 euros en 2014.

Además, desde la Diputación se está estudiando la posibilidad de intensificar las acciones dirigidas a la asistencia técnica y asesoramiento a los municipios. 

Con el objetivo de ayudar a los ayuntamientos a ahorrar en su factura eléctrica a través de actuaciones encaminadas a mejorar la eficiencia energética– petición muy demandada en los últimos meses por los alcaldes-, y poder así invertir ese dinero ahorrado en otras actuaciones en el municipio, la Diputación de Palencia está inmersa actualmente en el estudio de una posible línea de ayudas específicas a los municipios para la mejora de la eficiencia energética del alumbrado público.

Este tipo de actuaciones se pueden entender como financieramente sostenibles, a los efectos de lo dispuesto en la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, por lo que es posible que, en función del resultado de la liquidación del presupuesto 2013 y la incorporación del remante líquido de tesorería, la Diputación pueda implementar alguna línea de actuación, actualmente en estudio, que permitiría a los ayuntamientos abordar intervenciones encaminadas a mejorar la eficiencia energética de sus municipios para reducir la factura del consumo de energía.

Antecedentes. Durante los últimos dos años, la inversión de Diputación con cargo a Planes Provinciales para la ejecución de actuaciones de renovación y sustitución de alumbrado público para la mejora de la eficiencia energética se ha duplicado, pasando de los 518.578 euros en 2012 a 1.365.694 en 2014. En cuanto a las actuaciones, en 2012 se ejecutaron 27 obras; en 2013, un total de 32 y en 2014, 54; lo que indica que las peticiones para la ejecución de obras de alumbrado público se ha duplicado.
En Planes Provinciales 2014, 54 solicitudes se destinaron a la sustitución del alumbrado público, lo que supone el 15 % de la totalidad de peticiones en Planes Provinciales (55 % urbanizaciones; 14,72 % edificaciones; 13,33 % a obras de ciclo hidraúlico; el 1,11 % instalaciones deportivas; el 0,56 % a caminos rurales y el 0,28 % a calefacción.

Además, y a través de los Planes extraordinarios, en los años 2012 y 2013 se han financiado 25 actuaciones de este tipo por importe de 340.000 euros, un 11 % del total de las actuaciones. Desde finales del 2013 y en lo que llevamos de 2014 existen otras 10 solicitudes de ayuntamientos que demandan ayuda para acometer obras de mejora de la eficiencia de alumbrado público.

Con la inversión realizada por Diputación, a través de los Planes Provinciales y Planes extraordinarios, la Institución Provincial ha ayudado a numerosas localidades a renovar y sustituir las luminarias en las localidades, con la consiguiente reducción en su facturación.
Entre las localidades que ya han visto cómo su factura de luz se reducía tras la ejecución de actuaciones de mejora de la eficiencia energética en alumbrado público, está Herrera de Pisuerga y Autillo de Campos, entre otros municipios.

El Ayuntamiento de Herrera de Pisuerga – que realizó una auditoría energética- pagó 108.148 euros en 2012 en luz; y al año siguiente tras una experiencia piloto en la que cambiaron las luminarias en la pedanía de Olmos de Pisuerga; comprobaron que la siguiente factura bajó a 81.350 euros. Realizada esta experiencia y siendo conscientes de la reducción en la factura de la luz, el Ayuntamiento realizó varios cambios en las luminarias de las calles del municipio- que contaron con el apoyo de la Institución Provincial-, con los que esperan que el consumo medio de kilowatios este año sea de un 54 %.

Por su parte, el Consistorio de Autillo de Campos ha comprobado que su factura de luz tras las actuaciones de eficiencia energética en alumbrado público se ha reducido en un 50 %, pasando de los 10.000 euros de factura de luz a los 5.000 euros. “El ahorro que hemos visto en la factura de la luz es muy importante para nuestro municipio”, apuntó el edil de Autillo de Campos, Ángel Castro.

Actualidad. La Diputación de Palencia siendo consciente del aumento en las peticiones de ayuda para ejecutar obras de mejora de la eficiencia energética en alumbrado público de los ayuntamientos; y comprobando que en los últimos meses han sido varios los alcaldes que han solicitado su preocupación ante este hecho- viendo la importancia que tendría en sus municipios un ahorro en la factura de luz-; está valorando la posibilidad de convocar una línea de ayudas específicas para tal fin, de tal manera que los Ayuntamientos vean cubierta esta necesidad y puedan invertir el dinero que se ahorren en la factura eléctrica en otros asuntos siempre en beneficio de su municipio.

Además, son muchos los Ayuntamientos que tras haber llevado a cabo el cambio para la eficiencia energética han comprobado como la empresa que ejecutó la obra no ha cumplido con todos compromisos, por lo que ven cómo tras invertir dinero en la reforma del alumbrado público, las acciones realizadas no responden a las expectativas creadas, planteando la duda de que la dotación elegida no fue la más acertada entre las múltiples existentes.

Desde la Institución Provincial se estudia además, la posibilidad de intensificar acciones encaminadas a reforzar la asistencia técnica y asesoramiento a los municipios, en todo lo referente, a la eficiencia energética. De esta manera, la Diputación, consciente de la demanda de los alcaldes, aumentaría su asistencia ofreciendo así, nuevos servicios de cara a ayudar a los municipios de la provincia que así lo soliciten.

martes, febrero 11, 2014

Primera riada del Valdeginate en el 2014

La primera riada del Valdeginate en el 2014 llegó a mediados de febrero tras las fuertes lluvias caídas a lo largo y ancho de toda España. Los daños ocasionados a los vecinos colindantes con el río son importantes y las molestias aún mas.

Ayer lunes 10 de febrero Castromocho se despertó con la primera riada sería del año 2014. 

El día amaneció con un cielo gris plomizo que fue aclarándose con intervalos de nubes y claros de un gélido sol invernal a medida que transcurría el día. 

Durante el fin de semana toda la península había  sufrido los estragos de una nueva ciclogénesis explosiva, nueva denominación de los meteorólogos a lo que toda la vida se ha conocido como una fuerte borrasca. Las fuertes nevadas y abundantes lluvias de las semanas precedentes por el norte peninsular hacían presagiar que los campos tendrían agua suficiente para mantener las cosechas venideras, pero el pasado fin de semana, 8 y 9 de febrero, la lluvia y el fuerte viento vuelven a hacer acto de presencia y con ello la alarmante subida del nivel de las aguas del Valdeginate. 

Al igual que años anteriores toda la maleza arrastrada virulentamente por el río y depositada en los ojos del Puente Nuevo y Viejo hace que el río se desborde por las laderas anegando así todo el barrio de la calle Abajo, la del Río y el Arrabal; la carretera a Capillas una vez más quedó cortada por el agua a pesar de las obras del año pasado; las antiguas Escuelas Nuevas también quedan rodeadas de agua aunque no llegara a introducirse en ellas.
  
Los vecinos ya no se sorprenden de estos sobresaltos que les ocasiona su río cada vez que llueve un poco fuerte. Fiel a su centenaria historia  el Valdeginate se desborda a poco que haya una fuerte borrasca. Todas las obras fluviales que en él se han hecho en los últimos años  de muy poco han servido pues sigue desbandándose hoy  los mismo que lo hacia hace 60 años.

 A la mayoría de los vecinos no les afecta demasiado estos ramalazos fluviales de su río; por suerte la  mayor parte de las casas del pueblo están en alto; pero en cambio para los vecinos que viven en la parte baja del pueblo y cuyas traseras no están lo suficientemente elevadas como para saltarse estas crecidas del río los daños pueden llegar a ser importantes.

Este río, que pasados unos meses volverá a secarse, cuando coge agua da hasta miedo;  basta echar un vistazo al fabuloso reportaje fotográfico hecho por Paco para confirma la veracidad de estas palabras.