miércoles, enero 18, 2012

¡Arriba la fiesta!

Castromocho honró al patrono de los animales con refranes, subida a lomos de caballos la cuesta de la iglesia de Santa María y degustación de los productos típicos de la matanza.

Unos tres lustros atrás el Ayuntamiento de Castromocho decidió recuperar la festividad de San Antón, una apuesta que, a día de hoy y gracias a la implicación de los vecinos, se ha convertido en una cita que cada año congrega un mayor interés y asistencia, más si cabe en una jornada como la que se disfrutó ayer, en la que acompañó la meteorología.

Misa solemne, bendición de animales, refranes, subida de la cuesta, sopas de ajo, pastas, orujo, mistela, juegos populares, comida, mus, parchís, merienda... ciento y un alicientes en definitiva para la que se califica como «la segunda fiesta más importante del pueblo».


En el capítulo de los refranes, hubo hasta para Urdangarín: «Ya lo dice el refranero, el 17 de enero guarda el cerdo San Antón, no te lo robe un ladrón; guarda el cepillo San Pedrín no te lo robe Urdangarín». También salió el Sindicato Católico Agrario: «Mes y medio mi sobrino, cuarenta y tantos tengo yo; siete vidas tiene un gato y cien años el Sindicato» y el torero local, Carlos Doyague: «En la era del Paturro hubo una gran actividad, hubo toros, hubo circo, nuestro torero actuó, en los toros no en el circo». Entre los refranes los hubo también sobre la costumbre de lavar con vino la cara de San Antón, la presencia en la localidad de la televisión regional, o la cantidad de requisitos para pedir las casas de protección...

Los asistentes a la bendición que acudieron con sus animales (perros, tortugas, ovejas, caballos, burros y hasta un hurón) recibieron como obsequio un palomar.

Después de enfrentar en varias ocasiones una docena de jinetes en sus caballos y unos cuantos burros la cuesta de la iglesia de Santa María rememorando cuando en otros tiempos lo hacían los quintos, el siguiente punto de encuentro estuvo en el Bar Sindicato y su plazoleta, donde la gastronomía propia de la matanza y los juegos y músicas tradicionales fueron los grandes protagonistas.

Diario Palentino Digital, 18 Enero 2012.

miércoles, enero 11, 2012

Castromocho contará con un nuevo edificio de usos múltiples

Los casi seis kilómetros de la carretera que llega hasta Capillas se han mejorado para evitar los problemas derivados de inundaciones.

El presidente de la Diputación, José María Hernández acompañado de la diputada de la zona, Monserrat Infante, y el alcalde de Castromocho, Florencio Caballero, comprobó ayer el estado de las obras ya ejecutadas, con cargo a los Planes Provinciales de 2010 y 2011, como la reparación de la iglesia de San Esteban y la instalación de un sistema electrostático para alejar las cigüeñas, que llegaron a formar 94 nidos en la cubierta del templo. La obra contó con un 12.000 euros para reparar una cubierta, que se hallaba en mal estado por el repetitivo contacto de las aves, por lo que hubo que colocar nuevas tejas y se instalaron los mecanismos para ahuyentar a las cigüeñas.

Además, con una inversión de 878.801 euros, se ha reforzado y ensanchado el firme de la carretera provincial que va de Castromocho a Capillas en toda su longitud, que se trata de 5.870 metros. La obra, incluida dentro del plan extraordinario de carreteras provinciales, ha conseguido elevar la rasante de la zona hasta alcanzar una cota que quede por encima de la habitual del agua en épocas de inundaciones.

La carretera, que comienza en el mismo casco urbano de Castromocho y termina en el casco urbano de Capillas, se encontraba deteriorada por su antigüedad y escasa conservación. La carretera cruza tres cauces permanentes -el Arroyo de Fuente Arroyal, el Arroyo de las Loberas, y el Río Valdeginate, en las proximidades del casco urbano de Castromocho-, por lo que las inundaciones del firme eran otro problema.

En cuanto al nuevo edificio polivalente, consiste en un espacio diáfano en planta baja, con una escalera en esquina de dos tramos, que alberga un pequeño cuarto de instalaciones y que comunica con la primera planta del anexo edificio del Ayuntamiento de Castromocho.

Además, se proyecta unos aseos en prolongación con la escalera. La obra actual se ha realizado en dos fases, con cargo a los Planes Provinciales de 2010 y 2011. Con la actuación, se consigue una superficie útil de 220 metros cuadrados, de los cuales 148 corresponden a una superficie diáfana polivalente en la planta baja y 27 a otra superficie diáfana en la planta primera, estando el resto de la superficie distribuida en aseos, vestíbulo y escalera.

Además de la nueva superficie que se incorpora para poder desarrollar actividades sociales y culturales, la actuación permite utilizar la primera planta del edificio original del Ayuntamiento, puesto que únicamente se podía acceder a ella con una escalera de mano, mientras que ahora se puede acceder a ella con la escalera que sale desde la planta baja de la ampliación.

La ampliación se concibe como una edificación para usos múltiples, como sala de reuniones para asociaciones juveniles o actividades de animación social y cultural.
El presupuesto de las dos fases de la obra asciende a la cantidad de 71.580 euros, de los que la Diputación invirtió 32.236 euros.

El Ayuntamiento de Castromocho ha solicitado con cargo a los Planes Provinciales de 2012 la urbanización de la calle Circunvalación.

Norte de Castilla, 11 Enero 2011.