miércoles, enero 19, 2011

Mascotas protegidas por San Antón

Castromocho lidera las celebraciones del patrón que salvaguarda la salud de los animales. Los vecinos elaboran refranes cada año para dedicárselos al santo en una fiesta que concita también el interés de los más pequeños.

Las bendiciones de San Antón, el patrón que salvaguarda la salud de los animales, se repitieron el lunes en numerosos puntos de la provincia, si bien en Castromocho la fiesta tiene una acogida especial. Transmitida de padres a hijos, la festividad de San Antonio Abad fue recuperada con más fuerza hace unos años por varios vecinos y por la corporación municipal. Ni la lluvia ni el frío impiden que cada año castromochinos y forasteros se concentren en los aledaños de la parroquia de Santa María para ver a los caballos y sus jinetes correr la cuesta de San Antón.

Pero el día grande necesita varias jornadas de preparación, sobre todo para obtener los manjares que se degustaron en la comida popular con la que culminó la fiesta el lunes en los salones de El Sindicato, ya que días antes tiene lugar la matanza del cerdo del que se obtienen las chuletas, jijas, morcilla y panceta.

Los vecinos bajaron el santo de su altar el domingo y prepararon un lecho de yedras sobre las andas en las que lo sacaron en procesión. Después, lo pusieron guapo, y para ello le lavaron el rostro con vino, para dejarlo muy lustroso.


Con todo esto ya dispuesto, los vecinos acudieron el lunes a la misa en honor a San Antón y posteriormente lo sacaron en procesión para que los animales fueran bendecidos por el párroco, Joaquín Camina. Este San Antón, pese a ser lunes, se bendijeron perros, burros, caballos, gallos, gorriones e incluso una pareja de tortugas que cada año acude fielmente a su cita con el santo, al que tampoco este año le han faltado los refranes, algunos de siempre, y otros nuevos elaborados por los vecinos.

Siete caballos con sus jinetes, una joven amazona entre ellos, y un borrico con dos pequeñas sobre su lomo subieron la cuesta, y después de demostrar su habilidad, tocaba ir a La Solana. Allí esperaban las pastas, la mistela y las sopas de ajo, que con el frío pegado al cuerpo entraban de maravilla. Tanga, rana, jotas sonando con fuerza y alegría entre los presentes, que culminó en la comida popular que llenó los salones de El Sindicato.

Tras degustar los productos del cerdo, solo cabía un pensamiento en la mente de todos, que era el 17 de enero de 2012.

En Carrión de los Condes, también siguiendo con la tradición, los entornos de la iglesia de Santa María del Camino acogieron a los carrioneses, que llevaron las mascotas a recibir la bendición que impartió el párroco. Una treintena de perros de las más variadas razas, tortugas, pájaros, un par de caballos e incluso una cría de chivo con una semana de vida fueron los protagonistas del patrono de los animales.

En Cisneros, también se mantiene la fiesta de San Antón. Niños y jóvenes del pueblo contaron a través de refranes las carencias y problemas que tienen los ganaderos, realizaron peticiones para el sector y pidieron protección para los animales. Los vecinos acudieron al acto con sus mascotas, que fueron bendecidas por el párroco de la localidad, y después se celebró la procesión. Los promotores de la fiesta destacan el entusiasmo e interés de los más pequeños por mantener viva esta tradición.

El Norte de Castilla/Palencia, 19 Enero 2011.

martes, enero 18, 2011

San Antón 2011. Actos conmemorativos

Un año más Castromocho se volcó en la celebración de la fiesta de San Antón. Unos días antes tuvo lugar la matanza del cerdo; no faltó el "lavado de cara" con vino al santo, la bendición de los animales, la exhibición ecuestre en la cuesta, los ingeniosos refranes del momento y la degustación de morcillas, torreznos y todas estas "delicatessen" propias de la tierra.

El jueves día 13 comenzaron los preparativos de la fiesta de San Antón de este año. El primer acto que anuncia la proximidad de la fiesta es el ritual de la matanza del cerdo que se efectuó, como tradicionalmente suele hacerse, sobre “la banca”. El año pasado se le tuvo que levantar con un tractor debido su resistencia a ser tumbado sobre ella. Después del sacrificio y recogida de sangre por las mujeres se procedió a chamuscarle con paja y mientras esto sucede, los asistentes nos tomamos unos torreznos con un poco de mistela y aguardiente “manchado” y unas ricas pastas. Una vez chamuscado y raspado, se efectuó el pesaje que fue de unas 16 arrobas (180 kg). Se le extraen las vísceras o tripas y enseguida el hígado lo recoge Angelines para guisarlo y llevarlo al Sindicato donde lo tomaremos de aperitivo con una caña.

El domingo 16 víspera de San Antón, acudimos en San Esteban a la Santa Misa que se celebra en la Capilla habilitada debajo del coro (donde suele celebrarse durante el invierno); el recinto se quedó un poco pequeño debido a la afluencia de fieles. Terminada la Santa Misa nos fuimos hacia los salones del Sindicato, donde el “chef castromochino” Tinuco, nos tenía preparadas unas ricas alubias guisadas con el pato, espinazo y otras partes del cerdo.

Luego llega el momento de degustar los postres que cada uno buenamente aporta y que se comparte entre todos amigos y vecinos, por lo que “heroicamente” tienes que probar, flanes, arroz con leche, tartas, torrijas, quesada y cuajadas caseras, etc., etc., etc. Para mí, es uno de los momentos más bonitos y emotivos por esa relación que se forma con tu vecino, bueno…. también por lo goloso que soy.

Después el café y un rato de tertulia. A las cinco y media, nos dirigimos a Santa María, se baja al Santo de su hornacina para colocarlo en las andas y se procede al rito del ¡¡lavado de cara con vino!! Recuerdo que el año pasado lo efectuó Tomás Enríquez pero este año lo ha hecho Pedro Castañeda; a la vez que se lanzan unos vivas al Santo se le deja la cara con un brillo... que ni pa qué. (como se suele decir).

Y llegó el día grande: 17 de Enero San Antón. Se celebra en Santa María la Santa Misa. Finalizada, se saca el Santo en procesión hacia la “cuesta” donde ya esperan un numeroso grupo de caballos con sus jinetes y gran variedad de animales de compañía que portan sus dueños para su bendición que la efectúa el párroco D. Joaquín y comienza la lectura de los originales y tradicionales refranes que recitan los jinetes desde sus monturas.

Finalizada la lectura de refranes, como una docena de jinetes, comienzan la rápida subida al galope de la cuesta, demostrando un gran dominio y produciendo bonitas estampas de arte ecuestre que captan las numerosas cámaras que allí había. Otra simpática estampa, fue la de dos niñas subiendo la cuesta en un burro, lo que seguramente les hará coger afición para un futuro próximo ser unas experimentadas amazonas, como lo es ya una hija de Goyo, que era la única chica que participaba.
A todos los que acudieron con algún animal, se les entregó como obsequio bien por Florencio (alcalde de Castromocho) o por el Delegado de la Junta (José María) una bolsa de frutos secos (avellanas).

Luego todos a la Solana para entrar en calor con unas sopas de ajo y pastas. Dan comienzo una serie de juegos autóctonos como el de las tabas, la rana, etc.
Aproximadamente hacia las tres de la tarde comienza la popular comida de San Antón: jijas, morcilla, chuleta, costilla… y una naranja y dulces como postres. Nos acompañaron el Delegado de la Junta y el Presidente de Diputación (Enrique Martín). Al quedarse pequeño el salón de arriba hubo que habilitar mesas en la parte del bar, por lo que os podéis hacer una idea de la afluencia de público que acudimos a esta celebración.

Terminada la comida, dan comienzo los campeonatos de juegos de salón: cartas, dominó y parchís.

Y ya sobre las ocho de la tarde, con la merienda de chorizo a la brasa, dan por finalizados los actos de ¡¡CELEBRACIÓN A SAN ANTÓN!! Ahora ya sólo nos queda esperar hasta el próximo año y dar las gracias a todos que con su trabajo hacen posible todos estos actos.

Refranes recitados por Manuel Sendino y su hermano este año:

Oh glorioso San Antón
ya lo dijo Florencito
“apretarse el cinturón”
pero debes presentarte
en la próxima elección

Mire por donde mire
obras y mas obras
pero poquito a poquito
mi pueblo está mas bonito

Oh bendito San Antón
los mozos no van a misa
ni van a la procesión
pero mira como corren
la cuesta de San Antón

Oh amigo San Antón
hay quien dice que está mal
el pozo del Arrabal
pero nunca Castromocho
tuvo un parque, sino ocho.

Oh glorioso San Antón
de la ley de no fumar
le vamos a recitar.
Jugamos la partida un rato
no se fuma en el Sindicato
fumamos en la Solana
o mejor fumamos mañana
vaya frío madre mía
me agarro una pulmonía
todos a Don Florentino
mejor vamos que Goyo nos ponga un vino.

Un 17 de Enero
el día de San Antón
fui hacer chorizos
y se me olvidó el pimentón

San Antón mató un marrano
y no me dio las morcillas
quien le diera a San Antón
Un palo en las costillas.

El día de San Antón
tal día como hoy
casi no me da la silla
de tanto comer morcilla

Oh amigo San Antón
¿Cuántos litros han llovido?
creo que unos mil !
¡ojala los llueva en abril !

Oh glorioso San Antón
aquí te traigo este gallo.
este no me lo mates
a ver si me dura otro año.

Oh glorioso San Antón
desde la plaza de León
hasta la casa de Tasio
todo lo han hecho Lisardo y Evasio.

Con niebla y todo venimos
Oh glorioso San Antón
para pedirte favores,
esperamos un montón.

Gracias a la Confederación
a la cuesta de San Antón
casi nos llega la inundación.

Oh glorioso San Antón
con esto del señor Alcalde
de apretarse el cinturón
a ver si no vamos a poder
comer el morcillón.

Bueno esto ya se acaba
vamos a jugar a la taba.

Oh glorioso San Antón
después de tanto criticar
las casas se están construyendo ya.

Castromocho, Castromocho
Castromocho tente en pié
que Capillas se ha caído
y Abarca no se ve
vamos a tomar un tentempié.
.
Crónica de: Paco Gutiérrez, 18 Enero 2011.

Los jinetes vuelven por San Antón

Castromocho celebró, vivió la fiesta de San Antonio Abad con la tradicional bendición de animales y su genuina subida a caballo, y cerró el día degustando los productos del cerdo

La cuesta de San Antón, junto a la iglesia de Santa María, fue el centro de atención durante la celebración de San Antonio Abad en Castromocho.

Los perros fueron mayoría y los aplausos se los llevaron los caballos, pero el protagonismo final fue para el cerdo.

Castromocho conmemoró ayer la festividad de San Antón con distintos actos que dieron a este municipio inmerso entre la niebla, el lustre y el brillo de un día de fiesta.

Muchos fueron los vecinos de este pueblo de 242 habitantes que se dieron cita en la iglesia de Santa María, donde tuvo lugar la misa en honor del patrono de los animales en cuyo nombre fueron bendecidos. Unos animales representados por aves, perros, tortugas, caballos, ponis y burros, que, en algunos casos, pasaban por primera vez por este trámite. «Ni se han enterado de nada», explicaba la propietaria de un perro junto a la cuesta de San Antón. «Estos dos sí son un poco nerviosos pero hay que acostumbrarles a estar con otros animales», señalaba otra.

Pero quienes se llevaron los mayores aplausos fueron la decena de caballos y el par de pollinos que se aventuraron a cumplir con la tradición de salvar la cuesta de San Antón, espoleados por sus jinetes.

Lo hicieron en varias ocasiones, como es habitual, pese al complicado estado en el que se encontraba la rampa, debido a las últimas lluvias. El procedimiento, el de coger carrerilla por una calle de cemento para que el ascenso fuera más llevadero para las monturas.

«Esta cuesta cada vez es más pequeña», señalaba una vecina del pueblo. «Entre lo que crecen las calles y lo que merma el cerro, cada vez es más corta. Antiguamente era mucho más alta», precisaba.


Porque la tradición de subir este repecho de no más de 20 metros viene de antiguo. De cuando los quintos de Castromocho acompañaban la celebración de San Antón con estas subidas, para mostrar su pericia. Ahora, aún cuando ya no hay quintos, algunos caballos llegan de pueblos de alrededor y los que los montan (y lo presencian) hace tiempo que cumplieron las 18 primaveras. Las subidas son de las partes más esperadas de esta tradición, a la que acudió el delegado territorial de la Junta, José María Hernández.

El cerdo.

Y después de las mascotas y de los caballos, le llegó el turno al cerdo. Como el tiempo acompañaba, con el frío y la niebla, pocos se quejaron de que los torreznos a la Solana que se repartieron entre los asistentes quemaran, o de que el orujo y la mistela estuvieran fuertes; las pastas demasiado dulces o las sopas de ajo picantes. Y si lo estaban daba igual y había que prepararse para los juegos populares tales como la tanga, la rana o las tabas. «Ya verás, este año te voy a ganar yo a la rana», le gritaba con guasa una vecina de Castromocho a otra mujer mientras recorrían el camino de Santa María a la puerta del Bar Sindicato, donde después se llevó a cabo una gran degustación de productos del gocho. Por la tarde, merienda popular de chorizos.


Eva Garrido
Diario Palentino_Digital, 18 Enero 2011.

lunes, enero 17, 2011

Castromocho y la capital centran los actos en honor a San Antón.

Las Iglesias de Santa Maria de Castromocho y San Miguel en Palencia acogerán, tras la misa, la tradicional bendición de animales.

Hoy es 17 de enero, San Antón, patrono de los animales domésticos y, cumpliendo con la tradición, decenas de palentinos acudirán a bendecir a sus mascotas.

La provincia cuenta con dos focos de atención importantes que viven con especial intensidad este día: la capital y la localidad de Castromocho.

En la ciudad de Palencia son decenas las personas que aguardan la cola con sus animales para que estos sean bendecidos a la puerta de la iglesia de San Miguel.

Una estampa típica de esta jornada, en la que los palentinos acuden con mascotas de todo tipo, desde los más convencionales como perros, gatos o pájaros, pasando por hámsters o conejos.

Para muchas personas acudir a San Miguel es ya todo un ritual y llevan muchos años yendo a bendecir las mascotas de las que han sido dueños. Lo cierto es que antes era una iniciativa mucho más numerosa y poco a poco ha ido perdiendo algo de participación, pero no es menos cierto de que la bendición de los animales sigue teniendo gran arraigo en la capital palentina.

A las 12 comenzará la Santa Misa en honor al San Antón y, posteriormente, el párroco dará la bendición a las mascotas allí presentes, concluyendo con el reparto de los refrescos para todos los que acudan a la iglesia a esta celebración.

En la localidad de Castromocho las actividades por San Antón van mucho más allá. De hecho, el jueves comenzaron a festejarlo con la matanza del cerdo, mientras que ayer procedieron a la lavada con vino de la cara del santo y a la colocación sobre las andas; al tiempo que ultimaban los preparativos para hoy, el día grande.

El programa organizado por el Ayuntamiento terracampino, en el que colaboran las amas de casa, vivirá su punto álgido hoy lunes. A partir de las 12,30 horas se oficiará una misa en honor al santo, a su conclusión se procederá a la tradicional bendición de los animales, a la que le seguirá la lectura de refranes. A las 12,45 está previsto que dé comienzo la espectacular subida de la cuesta a caballo.

Los participantes podrán degustar sopas de ajo, mistela, pasta, orujo y torreznos, y no faltarán juegos populares. Y para rematar, a las 15 horas, gran comida con productos del cerdo.


Diario Palentino_Digital, 17 Enero 2011.

Tradiciones dignas de conservar... y de explotar

El culto a la tradiciones gastronómicas alcanza cada año más arraigo en los pueblos de la provincia.

El sábado fue en Becerril de Campos y en la jornada de ayer le tocó el turno a Fuentes de Nava. Ambas localidades fueron las pioneras, un año más, no sólo en rendir culto al marrano, sino en algo mucho más importante como es el culto a las tradiciones más arraigadas en la inmensa mayoría de los pueblos de la provincia. Tanto en Becerril como en la localidad de La Nava se desarrollaron sendas matanzas del cerdo a la antigua usanza, recuperadas por sus respectivos Ayuntamientos, Centros de Iniciativas Turísticas (CIT) de Palencia y Ampudia, y en las que también se implican año tras año diferentes colectivos locales.

El ritual fue el clásico, ese conocido por la población madurita, no así por las nuevas generaciones: aturdimiento y posterior chamuscado y destazado del animal, para acto seguido proceder al oreo, al despiece y finalmente a la elaboración de los sabrosísimos productos de consumo, que en este caso son todos, por aquello de que del cerdo, hasta los andares. Y el tiempo acompañó para estas prácticas, tanto en la jornada del sábado en Becerril como en la dominical en Fuentes de Nava, así que para combatir el intenso frío se pudieron degustar productos tan nuestros como pastas y sopas de ajo bañadas con orujo y mistela.

Mientras estos ayuntamientos -a los que habrá que sumar en breve los de Castromocho, Monzón de Campos, Villalobón y el de la propia capital, entre otros muchos-, Centros de Iniciativas Turísticas y demás colectivos se afanan de manera decidida en recuperar dichas tradiciones para que los más jóvenes conozcan la forma de vida que tuvieron sus antepasados, existen otras personas y otros grupos que para nada comparten estas prácticas y mucho menos consideran que pueda ser catalogada como fiesta popular.

Sin ánimo alguno de entrar en polémica, sí convendría destacar aquí que jamás fue malo para la sociedad conocer a fondo su pasado como mejor forma de entender un presente más real. Y en esa dinámica, la matanza a la antigua usanza juega un papel primordial y fundamental en una provincia eminentemente agrícola y ganadera como fue y aún es la palentina. Muchas personas se recrean en ella a través de esa memoria de los sentidos que les hace retornar a tiempos pretéritos con olores y sabores de su más tierna infancia. Y si encima, ahora que la gastronomía tan de moda está, se les puede sacar partido a estas tradiciones en los pueblos que apuestan por promocionarlas, pues miel sobre hojuelas.


Diario Palentino_Digital, 17 Enero 2011.

viernes, enero 14, 2011

Tierra de Campos prepara la matanza y San Antón

Los primeros en celebrar la ‘fiesta’ del despiece del cerdo serán los municipios de Castromocho, que ya comenzó ayer, Becerril de Campos, con su V Fiesta de Invierno mañana, y Fuentes de Nava, el domingo.

La fiesta de San Antón, el 17 de enero, ha sido y es una de las más emblemáticas de Castilla en general y de la comarca natural de Tierra de Campos en particular.

Rendir homenaje al patrono de los animales, que fueron durante siglos compañeros infatigables del duro quehacer en el campo, era cuestión obligada. Tiempos en los que, quizás, se soñaba con una mecanización agrícola que aliviara un trasiego impenitente de tareas que amagaban las horas y que se eternizaban en labores que ahora nos suenan románticas y bucólicas, pero que ajaron los rostros de los sufridos trabajadores del mundo rural.

Con todo, sacaron adelante sus tierras y sus pueblos, recreándose, al mismo tiempo, toda suerte de costumbres y tradiciones.

Fiestas, como decimos, que estuvieron muy arraigadas en la comarca terracampina. Por eso no es de extrañar el resurgir de la tradición, impulsada por los propios Ayuntamientos, las asociaciones locales y hasta por los centros de iniciativas turísticas. Todos han querido recobrar el esplendor del ayer, poniendo sobre la mesa argumentos loables que hablan de la recuperación de las raíces propias.

En definitiva, dejar constancia de lo que fuimos para que las generaciones venideras sepan hacia dónde van. O si se prefiere, tal y como apuntan desde algunos estamentos, «dejar claro que las tradiciones de los pueblos no se pueden perder y menos ahora, cuando la despoblación nos acecha por los cuatro costados».

Las citas más inmediatas: Castromocho que comenzó ayer jueves 13 con la matanza del marrano y los preparativos para la fiesta de San Antón el lunes 17; le siguen Becerril de Campos y Fuentes de Nava que llegan este fin de semana.

Sea el caso de Becerril, que celebra mañana su quinta Fiesta de Invierno. Una vez más el cerdo será chamuscado y las pastas y los orujos harán su función entre el frío y la lluvia que nos invade. Llegarán las jijas y las morcillas, con sus puestos de venta y degustación, mientras que los aderezos tendrán forma de música de dulzaina con sabor a sopas de chichurro.

Al día siguiente, más fiesta, en este caso en Fuentes de Nava. Su conocida fiesta de San Antón se adelanta al domingo 16 de enero para que la afluencia de público sea mayor, aunque los vecinos, sin duda, también festejarán el propio lunes, 17 de enero, fecha exacta del santoral.

Así pues, el este domingo, en Fuentes de Nava, el festejo comenzará a las once de la mañana, en las inmediaciones del templo de Santa María, lugar en el que se llevará a término el destazado del gocho. A las doce y media, Misa Mayor.

Y una hora más tarde, bendición de animales, concurso de refranes al santo, concurso de engalanamiento de animales y arreos, tradicionales Vueltas de San Antón y degustación de morcilla y picadillo para todos los presentes, que volverán a ser muchos si se mantiene la tendencia de los últimos años.

Mientras, en los bares, triunfará la bebida genuina y que lleva por nombre manchao. Líquido elemento que calienta el espíritu y que invita a la conversación y la jarana.

Fiestas de costumbre que también tendrán su eco en otros muchos municipios de la comarca. El protagonista, el santo Antón y lo que consigo trae: tradición, cultura, festejo, diversión, ritual y refranes para dar y tomar.

San Antón y la matanza tradicional. Lógicamente, todo lo que tiene que ver con San Antón va unido, inequívocamente, con lo gastronómico y culinario.

Punto exacto y preciso en el que entra en juego el entrañable cerdo, del que se aprovechan hasta los andares y que cuenta con un nutrido y generoso repertorio de sinónimos: gocho, puerco, marrano...

Palabras que se traducen en jijas, morcillas, torreznos, jamones y longanizas. Productos que vuelven a estar muy de moda y que ahora, paradojas de la vida, regresan con fuerza para ser más buenos, nutritivos y mediterráneos que nunca y que antaño mataron el hambre de muchos. Ya se sabe, épocas de escasez y de penurias.

Manjares que salen a escena con motivo de las recuperadas y potenciadas fiestas de San Antón, que suelen acompañarse de los aspectos propios de la matanza pública y ritual del cerdo en cuestión y que suele congregar en todos los pueblos a cientos de personas, ya se revistan de viajeros, turistas o de familias que desean acercarse hasta una localidad terracampina para recordar lo que hacían sus padres o abuelos.

O simplemente para que sus hijos –algunos- descubran que las pancetas no aparecen envasadas al vacío por arte de magia en los estantes de las grandes superficies.

Fiestas de costumbre que también tendrán su eco en otros muchos municipios de la comarca. El protagonista, el santo Antón y lo que consigo trae: tradición, cultura, festejo, diversión, ritual y refranes para dar y tomar.

Entre ellos, por ejemplo Castromocho, con la tradicional subida de la cuesta de San Antón a caballo el lunes.

JULIO C. IZQUIERDO

Diario Palentino_Digital, 14 Enero 2011.

miércoles, enero 12, 2011

Dos de cada tres obras del segundo Plan E aún no se han terminado.

Los ayuntamientos palentinos solo han dedicado el 13,28% de las ayudas solicitadas a pagar el gasto corriente.

La Federación Nacional de Municipios y Provincias reclamó por activa y por pasiva al Gobierno que parte de la segunda lluvia de fondos del Plan E pudiera ser utilizada por los ayuntamientos como balón de oxígeno para enjugar gastos corrientes de sus presupuestos en el año del tijeretazo. Incluso que se incrementara el porcentaje máximo del 20% que al final se concedió para ese fin. Sin embargo, al cierre oficial del plazo de ejecución del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, el último de los 'fondos ZP', se comprueba por el tipo de proyectos en ejecución -la mayoría ha tenido que recurrir a prórrogas para acabar las obras- que los ayuntamientos de Palencia han preferido invertir en infraestructuras básicas más o menos sostenibles. Principalmente, los pequeños pueblos han aprovechado los fondos extraordinarios para modernizar las redes de alumbrado público en busca del ahorro energético. También construyen pistas de pádel, herederas de los frontones predemocráticos y de la Transición que imperaban en muchos municipios casi como única dotación deportiva. Y en municipios más grandes, se opta por la reforma de los centros sociales y culturales.

Al final, solamente el 13,28% de los 18,7 millones de euros concedidos a las 328 iniciativas presentadas por corporaciones locales palentinas se ha dedicado a sufragar gastos ordinarios, y el que más lo ha aprovechado ha sido el Ayuntamiento de la capital, que ha agotado los casi 1,8 millones de euros que podía solicitar para este tipo de actuaciones.


El importe en la provincia ha sido de 2.489.580,07 de euros para 19 actuaciones, que han sido solicitadas por 13 municipios en general, los de mayor tamaño de la provincia, aunque también alguna pequeña localidad, como Soto de Cerrato. A estas alturas, todas las solicitudes de ayuda para financiar el gasto corriente están ya certificadas y pagadas, a excepción de las peticiones de Saldaña y Barruelo de Santullán. En el primer caso, el Ayuntamiento ya ha remitido la documentación necesaria para que pueda ser abonada por el Ministerio, y en el segundo, el Consistorio está tramitando ya la subsanación de errores documentales a través de la aplicación informática Arcadia que conecta a los ayuntamientos con el Ministerio de Política
Territorial.

Pero donde fundamentalmente han echado el resto los municipios palentinos es en los proyectos de inversión, que se llevan casi el 87% de los 18,75 millones que se han distribuido en la provincia de Palencia. Al final, para este apartado de las inversiones han sido aprobados 309 proyectos, la totalidad de los que han presentado los 191 ayuntamientos de la provincia, ya que ninguno ha querido renunciar a su parte del pastel, por pequeña que fuera, puesto que solo la capital puede hablar de cifras millonarias, y algunos municipios como Villarmentero de Campos o Boada de Campos, han debido conformarse con 1.406 euros y 2.054 euros, respectivamente.

En estos momentos, solo dos de los 309 proyectos aprobados para la provincia de Palencia se encuentran todavía pendientes de adjudicación, puesto que el Ayuntamiento de Barruelo no ha remitido hasta ayer los certificados de adjudicación de dos actuaciones. Y también prácticamente todos los municipios han percibido ya el 85% del presupuesto solicitado. Solamente ha sido necesario requerir a los ayuntamientos de Valderrábano, Boadilla del Camino, Barruelo de Santullán y Castromocho para que subsanen problemas de documentación, para que se les pueda entregar ese 85% inicial del presupuesto, que debe aportarse en el momento de inicio de las obras.

Y aunque la tramitación se encuentra, en general, muy avanzada, otro es el caso de la ejecución de las obras. Porque aunque el plazo otorgado por el Ministerio de Política Territorial para la finalización de las obras expiró el 31 de diciembre, tan solo han terminado en estos momentos 110 de las 309 actuaciones, es decir solo uno de cada tres proyectos está ya liquidado económicamente al 100%. Esto supone que ya han llegado a 92 de los 191 municipios de Palencia 12.875.492 euros, de los 16,2 millones que deben llegar solo por los proyectos de inversión, ya que hay otros 2,4 millones para gasto corriente.

El Norte de Castilla/Palencia, 12 Enero 2011.

lunes, enero 10, 2011

Mejora la seguridad en la carretera a Palencia

Se trata de las actuaciones llevadas a cabo en la N-610, entre la capital y Castromocho, en especial con la eliminación de la travesía de Mazariegos.

El Real Automóvil Club de España (RACE) ha destacado dos actuaciones llevadas a cabo en la Red de Carreteras del Estado en la provincia de Palencia y que han contribuido a la notable mejora de la seguridad en estas vías. Son las ejecutadas en la N-610 (Palencia-Benavente) y la A-67 (Palencia-Santander), ambas en sus tramos más cercanos a la capital palentina.

De hecho, el RACE destaca estas dos obras junto a otras 12 de toda España por ser las que más han permitido reducir la peligrosidad de los tramos donde se han llevado a cabo, gracias a una comparación realizada en tres años consecutivos y las pone de ejemplo para que se tomen medidas similares en otras carreteras del Estado español.

En lo que se refiere a la N-610, entre los kilómetros 6 (conexión con la actual A-65, en La Treinta) y el 26 (en el cruce de Castromocho) se ha pasado de una peligrosidad de 56 puntos ( a partir de 100 es un nivel alto) a cero.

Y todo se ha conseguido gracias a tres actuaciones paralelas en la misma carretera. Por un lado, la mejora del firme en casi todo el recorrido entre Palencia y el límite de la provincia de Valladolid.

Además, también se ha modificado el trazado ligeramente y se han reordenado los accesos desde otras carreteras menores a esta nacional entre el enlace con la A-65, en la capital, y Castromocho. Sin embargo, la obra más pronunciada y visible ha sido la eliminación de la travesía de Mazariegos, que no sólo ha dado seguridad a los conductores, sino también a los habitantes de esta localidad que ya no ven pasar a los vehículos a toda velocidad cerca de sus casas. Para eliminar esta travesía se ejecutó una variante sobreelevada al sur de la localidad que fue inaugurada a finales de 2009. La inversión del Estado en este trazado de 1.200 metros fue de dos millones de euros.

Diario Palentino Diginal, 10 Enero 2011.

domingo, enero 09, 2011

San Antón 2011

San Antón es una tradicional fiesta de Castromocho que se remonta a tiempos inmemorables y que cada año va alcanzado más popularidad entre los pueblos vecinos lo que no sería de extrañar que un día fuera declarada "fiesta de interés cultural" por la Comunidad.

El próximo lunes 17 de Enero, Castromocho celebra su popular fiesta de San Antón con toda la parafernalia de los últimos años: la matanza del cerdo, el lavado de cara de San Antón, la bendición de animales, la carrera de caballos y los refranes populares del momento.

La matanza del cerdo será el jueves 13 a las 12:00 horas, el lavado de cara de San Antón -para ser fieles a la tradición- tendrá lugar la víspera, día 16, en la iglesia de Santa María a las 17:30 horas.

El lunes día 17, día del Santo, a las 12:30 tendrá lugar la Misa Solemne en Santa María seguida de la bendición de animales, correr la cuesta y los populares refranes. Terminado el espectáculo en la Solana habrá una degustación de sopas de ajo y otros productos propios de la tierra.

A las 15:00 horas será la comida y por la tarde la popular merienda con la degustación del cerdo matado unos días antes.

El año pasado llovió, esperemos que este nos acompañe el tiempo un poco más.