viernes, octubre 30, 2009

Fuentes sustituye a Ceferino Martín como vicario general

El dean de Santa María reemplaza al párroco de San Juan tras 31 años.

José Antonio Fuentes, actual deán del Cabildo Catedral de Coria-Cáceres, ha sido nombrado nuevo vicario general de la Diócesis de Coria-Cáceres y reemplazará a Ceferino Martín, párroco de San Juan, que ha desempeñado esta labor los últimos 31 años.

Los cambios en el organigrama también afectarán a la zona norte de la diócesis, donde se crea una nueva vicaría de la que se encargará Julián Carlos Pérez Domínguez, párroco de San Ignacio en Coria y de la Consolación en Calzadilla. Esta vicaría comprenderá los arciprestazgos de Hurdes, Sierra de Gata, Granadilla, Montehermoso y Coria.

Los nuevos vicarios jurarán sus cargos el próximo lunes en el palacio episcopal de la plaza de Santa María durante un acto que comenzará a las 11 horas y que estará presidido por el obispo de la diócesis, Francisco Cerro.

José Antonio Fuentes tiene 68 años y nació en la localidad palentina de Catromocho de Campos. Estudió en el seminario de Palencia y posteriormente en la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra. En la actualidad desempeña, entre otros cargos diocesanos, los de delegado de Patrimonio Cultural y profesor en el seminario y el Instituto de Ciencias Religiosas. También es presidente de la Confederación de Cabildos Catedrales y Colegiales de España.

Julián Carlos Pérez, de 43 años, fue ordenado sacerdote en 1990 y, tras iniciar su labor pastoral en las Hurdes, ha sido párroco en Moraleja, Vegaviana y Casas de Don Gómez.

El Periódico (Extremadura), 23 Octubre 2009.

viernes, octubre 02, 2009

Comienzan las obras del tejado de San Esteban

A finales de agosto comenzaron las obras de restauración del tejado de San Esteban totalmente destruido por el pulular de nidos de cigüeña. El anuncio oficial de esta obra se hizo público el pasado 2 de agosto en la misa de la Reina de los Ángeles.

Después de muchos años de suspiros, añoranzas y condenas, por fin hace poco más de un mes comenzaron las obras de restauración de la cubierta de la iglesia de San Esteban. En la Misa de la fiesta del pasado 2 de agosto, al final de la misma, se hizo público que el inicio de la restauración de la cubierta de San Esteba era un hecho ya inminente.

Desde que el 25 de agosto de 1994 la laguna de la Nava fuera declarada "Zona húmeda catalogada" se convirtió en refugio de aves trashumantes, especialmente de cigüeñas, que ya ni siquiera emigran debido a la subida de temperaturas originado por cambio climático.

Estas aves zancudas acostumbradas a hacer sus nidos en las alturas no pudieron encontrar mejor hábitat que el tejado de la iglesia de San Esteban. Lo que al principio fue una pareja que hizo su nido en el esquilín con el paso de los años la colonia se hizo tan numerosa que prácticamente acabó destruyendo todo el tejado del templo. El último año se llegó a contabilizar hasta 80 nidos de estas aves. Las goteras empezaron a aumentar en el templo y la amenaza de que la cubierta se viniera abajo y con ello la ruina del templo, era cada día que pasaba un hecho más real.

Como los asuntos de "palacio" van muy lentos han transcurrido demasiados años desde que se hiciera la primera queja oficial hasta que, al final, las instituciones públicas y religiosas alcanzaran un acuerdo común para restaurar el tejado de San Esteban y así evitar que las lluvias del invierno deterioran aún más el lamentable estado en el que se encuentra.

Las obras comenzaron a finales de agosto y han estado paralizadas unos días pero de nuevo se han puesto en marcha antes de que lleguen las lluvias otoñales. Terminadas las obras materiales del tejado, nos dijo el alcalde, que se va a colocar en el tejado un "pastor electrónico" con el fin de ahuyentar a las cigüeñas y evitar que vuelvan a hacer del tejado su hábitat natural . Es un sistema ya implantado en otros pueblos de la comarca con un éxito extraordinario.